El Blog de Alex Cerrato y Arony Dominguez

 

Google
WWW Mercenarios

 

Cuando Dios Creo Al Hombre

Post publicado por: Alex Cerrato el dia 5 de Enero, 2009, 17:27. en General.
COMENTAR | Referencias (0)

En el principio de los tiempos cuando Dios terminaba de crear al mundo, creo al Burro y le Dijo: Tu serás el que realice todos los trabajos pesados serás un animal de carga, trabajaras  desde el amanecer al atardecer y vivirás 40 años. Y el Burro le Contesto 40 años me parece mucho tiempo para vivir trabajando mejor solo dame 20 años. Y así lo hizo Dios.

Después creo al Perro y le Dijo: tú serás el que cuidara de las casas tendrás que soportar malos tratos por parte de tus dueños y vivirás afuera. Tu vida será de 20 años Y el perro le contesto: Vivir 20 años cuidando no me parece bien mejor solo dame 10 años.

Después creo al Mono y le dijo: tu serás el que entretenga a las personas haciendo todo tipo de muecas y gestos para hacerlos sonreír tu vivirás 40 años. Entonces el Mono le respondió: Vivir 40 años haciendo payasadas es muy humillante mejor solo dame 20 años.

Después creo al Hombre y le dijo: tu serás la criatura mas inteligente sobre la tierra  pero solo vivirás 30 años. Pero el hombre le dijo: 30 años son muy poco dame los 20 años que no quiso el burro, Los 10 Años que no quiso el Perro y los 20 años que no quiso el Mono.

Y Dios estuvo de acuerdo.

Desde entonces el hombre es muy inteligente hasta los 30 años cuando se casa y tiene que trabajar como Burro para mantener a los hijos, pagar la casa, los gustos de la mujer, etc…

Después cuando es viejo tiene que vivir como perro cuidando la casa, hasta que los hijos regresen de trabajar solo para que lo traten mal. Y al final tiene que vivir como Mono haciendo muecas para entretener  a los nietos. Los hijos le piden que le haga como King kong y allí va el viejo pegándose en el pecho solo para entretenerlos.

 
Lo bueno de esta historia es que Yo todavía estoy en la etapa del hombre inteligente, a la del burro no planeo entrar por ahora. Solo que aparezca una víbora que me seduzca como en el paraíso. La vida solo se vive una vez y hay que disfrutarla lo más que se pueda.